Unsplashed background img 1

LADRILLOS HUECOS CERAMICOS

Los ladrillos huecos cerámicos se emplean principalmente para levantar muros. Son un material de gran durabilidad, en cuyo interior presentan perforaciones verticales, horizontales, de las que toman su nombre.

El vacío de cada pieza convierte los Ladrillos huecos cerámicos de en productos ligeros, fáciles de manejar en una obra.

Estos huecos favorecen un buen aislamiento térmico y acústico, propiciado por la cámara de aire interior o el material aislante con que se pueden rellenar las celdas.

Los ladrillos huecos cerámicos se caracterizan por una textura en sus caras que mejora el agarre entre piezas. Asimismo, son productos que se fabrican en varias medidas, ancho, largo y espesor, para adaptarse a cualquier tipo de obra interior o exterior: división de ambientes o fachadas.

Respecto a la ejecución en obra, la ligereza de los ladrillos huecos cerámicos favorece su colocación y manejabilidad, lo que simplifica los trabajos. Por el contrario, los ladrillos macizos son piezas más pesadas, difíciles de manipular y generalmente de menores dimensiones.

Otra diferencia con respecto a estos se encuentra en el modo de corte, en ocasiones, los trabajos de albañilería requieren colocar trozos de ladrillos en los bordes de un muro o en el tramo final de una hilera. En estos casos, es preciso partir las piezas, una tarea que exige seguir unos pasos concretos en función del tipo de ladrillo.

Capital Federal, Bs.As. G.B.A. Norte, Bs.As. G.B.A. Sur, Bs.As. G.B.A. Oeste, Buenos Aires Interior, Córdoba, Santa Fe, Bs.As. Costa Atlántica, Mendoza, Catamarca Chaco, Chubut, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tucumán.